Instituto John Henry Newman, Universidad Francisco de Vitoria

Gervasio Sánchez: Fotografías  de su interior

Paula Martínez

El premio nacional de fotografía nos dejó a todos dentro de un silencio estremecedor en el que solo atisba un estilo de pregunta que muchos no nos atrevemos a decir en voz alta ¿Por qué? ¿Para qué tanto dolor? ¿Vale la pena vivir así? ¿Por qué yo estoy tan bien y ellos tan mal? ¿Qué sentido tiene esta vida si es para sufrir así?

Me atrevería a decir que ninguno de los presentes en la conferencia, a excepción de Gervasio, ha vivido en un país en guerra. No obstante, la guerra de emociones, de preguntas y de búsqueda que se creó en cada uno de nosotros no dejó a nadie indiferente.

Porque ante la guerra las palabras sobran y el alma se va hiriendo poco a poco.

Porque aunque esas preguntas nos afloren ante tal impresión ante unas fotografías desgarradoras, todos tenemos esas preguntas esperando que algo o alguien las gatille. Porque somos en esencia buscadores.

¿Cuáles son tus preguntas?  

Estos son algunos de los tesoros que nos ha dejado:

"Los que hacemos este trabajo estamos heridos"

"Siempre vemos el mismo error: la pasividad, la pasividad, la pasividad..."

"Tenemos la obligación de ponernos en el lugar del otro; ¿Qué haría yo si estuviera en su lugar?"

"Los muertos son personas con nombres y apellidos"

"Paso muchísimo miedo y soy consciente de que estoy vivo de milagro".

"No os quedéis en la superficialidad de las historias, buscad qué ha pasado, por qué ha pasado, de dónde viene."

"Cubrir una guerra no es una aventura, es cubrir un espacio donde el fracaso es absoluto"

"Mi sanación está en volver a ver a las familias que han sobrevivido, en fotografiar belleza, busco mis propios agarraderos"

Decía Gervasio: "Cada vez que voy a la guerra muere algo dentro de mí". Lo que él no sabe es que a muchos nos está ayudando a VIVIR.

Gervasio Sánchez es periodista y fotógrafo. Ha cubierto la mayor parte de los conflictos armados de América Latina. La Guerra del Golfo la cubrió desde 1984 hasta 1992, después cubrió la guerra de Bosnia y todos los conflictos concernientes a la división de la antigua Yugoslavia. También ha cubierto África y Asia.

Antes de partir a todos estos lugares, el momento más difícil para este gran periodista es apretar el botón del "piso cero" en el ascensor de su casa, decía,  donde deja a su familia, su hogar, su comodidad y seguridad y se embarca en la difícil misión de dar voz a aquellos que no la tienen. Porque como bien dijo ayer: "Una guerra es la peor desgracia de la humanidad, pero una guerra sin cobertura, que queda en el anonimato, es incluso peor".

 

Las ruinas de la biblioteca de Sarajevo (Gervasio Sánchez,1993)
0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • linkedin (en nueva ventana)