Instituto John Henry Newman, Universidad Francisco de Vitoria

Bach y el papel de la música clásica

Aaron Cadarso

A raíz de tener el privilegio de poder asistir a las sesiones sobre las cantatas de Bach impartidas por Don Alfonso López Quintas, -a cuya asistencia invito fervientemente a quien le interese-, uno se pregunta dónde quedaron aquellos compositores clásicos que tanto fascinaban y siguen fascinando a unos pocos que siguen la escondida senda del descubrir alejada de cualquier mundanal ruido.

Quizás Europa, en su caída sin red a una civilización desarraigada de sus orígenes cristianos, renazca algún día. Pero ahora, a día de hoy y a falta de líderes y verdaderos sabios, se vive una época de decadencia cultural donde no damos con la solución a la pérdida de una esencia cultural que ha configurado nuestro saber y pensar.

Una forma muy gráfica de intentar conectar con aquellos sabios, que a través de sus artes nos ayudaron a cimentar nuestras ideas y nuestra manera de razonar, es escuchar a los grandes compositores clásicos. Personas de quienes se podría pensar que sólo representaban a la aristocracia de la época, han logrado que toda la humanidad pueda descubrir la luz y la belleza que irradia la lógica musical. Por fortuna histórica conservamos esos pentagramas, para deleite de quienes aprecian los valores que entrañan las grandes obras de la música clásica.

Las cantatas de Bach son un claro ejemplo de todo ello. Don Alfonso López Quintás nos ha introducido en el contexto histórico de la obra, logrado con elocuencia y cercanía un vívido descubrimiento del valor esencial de este tipo de música. No por un factor de estilo y clase, sino por un compromiso por la verdad implícita en la música del compositor alemán. Ha conseguido que conectemos con el saber del pasado a través de la armonía y la melodía, sensibilizándonos con las ideas de un mundo aparentemente caduco pero de férreas convicciones e ideales. Pues quien escucha la música más clásica tiene, como dice el compositor Herbert Blomstedt, gran conocedor de la obra de Johann Sebastian Bach:

“La música tiene el potencial de hacernos mejores personas, más maduros y mucho más felices”

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • linkedin (en nueva ventana)