Instituto John Henry Newman, Universidad Francisco de Vitoria

Imre Kertész, un hombre con la mirada alta

"Con el Holocausto se derrumbaron todos nuestros valores, nuestros ideales, y eso no afecta sólo a una nación, afecta a la civilización."

IMRE  KERTÉSZ

María Roldán

El 31 de marzo ha muerto uno de los escritores –premio nobel de literatura 2002 –que más ha aportado a la literatura sobre la Shoa europea.

Imre Kertsez judío de origen húngaro nació el 9 de Noviembre de 1929. Su existencia quedó marcada cuando a los 15 años, en el año 1944, fue deportado al campo de concentración de Auschwitz y luego a Buchenwald. Tuvo la suerte de sobrevivir y poder contarlo.

A su vuelta a Hungría volvió a sentir el desprecio de aquellos que le eran cercanos, sobre todo por el nuevo régimen comunista que lo etiquetaba como “hijo de un burgués”. Como muchos judíos se convirtió en “nadie” durante y después de la guerra.

En su edad adulta trabajo como periodista, traductor, autor de comedias…. Pero su brillantez fue siempre silenciada.

Su trabajo empezó a tener difusión gracias a los premios literarios que iba recibiendo, el Premio de Literatura de Branderburgo 1995, Premio Leipzig en 1997 o el Premio Friedrich-Gundolf-Preis en 1997 y en 2002 el Premio Nobel de Literatura.

A mi juicio su mayor aportación a la literatura sobre el Holocausto fue el expresar abiertamente que el genocidio judío no era un asunto particular de los judíos y/o los alemanes sino más bien fue el signo de la decadencia europea, su crisis moral y espiritual. Su mirada era mucha más alta, el horror no la redujo.

Su obra “Sin Destino” –considerada por muchos unas de las mejores obras literarias contemporáneas– cuenta las experiencias vividas por un adolescente en los campos de la muerte, volcando en ella su propia vivencia de los hechos. El libro completo no tiene desperdicio, ni tampoco el resto de sus obras.

Tengo que agradecer a este autor y en concreto a esta obra el hecho de “alimentar el gusanillo” adolescente de búsqueda de las causas reales y profundas del “Horror humano” que fue el Holocausto y hacerme partícipe de su mirada abierta y profunda.

0 Comentarios
Insertar comentario

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

  • facebook (en nueva ventana)
  • twitter (en nueva ventana)
  • linkedin (en nueva ventana)